La calidad no es cara si sabemos donde comprar

Que levante la mano quien a pesar de la crisis no busca un lugar en el que le vendan calidad, quien no quiere seguir comiendo jamón del bueno, aunque sea una vez al mes, la calidad de los productos alimenticios se nota y la verdad es que cuando compramos una calidad inferior se nota mucho más. Pues bien, si en la alimentación queremos una buena calidad lo mismo exigimos en el resto de productos que usamos cada día, como en el detergente de la ropa, en la calidad de las prendas que compramos, porque el cien por cien algodón no puede compararse con otro tejido, incluso con los productos oficina que compramos. El problema que yo veo es que nos han intentado hacer ver que la calidad es cara la mires por donde la mires, la competencia es fuerte y cada quien intenta vender sus productos sea como sea, y a pesar de que una marca en particular nos asegure que su producto es el de la mejor calidad, nos lanzamos de cabeza hacia el otro que nos dice que es también de calidad y además barato, depende ya de nosotros el sopesar cual es el que más nos interesa.

En el resto de productos igual nos fijamos más y preferimos la calidad antes que los buenos precios, pero cuando se trata de cosas como un paquete de folios, na grapadora, incluso unos cuantos bolígrafos, nos da más igual preferimos gastar lo menos posible y nos vamos a comprar incluso a un chino, sin darnos cuenta que la calidad en estas pequeñas cosas también son importantes y que debemos tenerlas muy en cuenta. Y es que ¿si no escatimamos en el jamón porque lo hacemos con los folios? Es sin duda una pregunta a la que todos me podéis contestar lo mismo, y es que da igual que un folio se estropee porque se coge otro, al final no le damos la misma importancia. Por ello debemos elegir el lugar en el que nos vendan la calidad a los mejores precios, y antes de que me digáis que eso no existe, os diré que hay la misma posibilidad de comer un jamón del bueno al mejor precio y de disponer de un buen material de oficina a un precio mucho mejor, tan solo es cuestión de escarbar en internet y ver donde se esconden ese tipo de sitios.