Como saber si los amortiguadores se deben cambiar

Los amortiguadores de tu vehículo son parte esencial del sistema de suspensión y deben estar en buen estado para evitar accidentes. Para hacer el cambio de los mismos, lo mejor será visitar https://www.aurgi.com/, porque allí encontrarás los mejores precios y los mejores mecánicos para hacer el cambio de los mismos.

Pero, puede que no sepas si debes cambiar tus amortiguadores o si estos aún pueden funcionar por más tiempo. Por este motivo, hoy te traigo unos consejos para que puedas saber si tus amortiguadores se encuentran en buen estado o si debes hacer el cambio de los mismos.

¿Cómo revisar los amortiguadores?

Para que puedas revisar los amortiguadores de una forma correcta, debes fijarte en los siguientes puntos para hacerlo de forma correcta:

Estabilidad del coche

Lo primero que debes hacer es probar la estabilidad de tu vehículo y así asegurarte de que sea lo más estable posible. Para comprobarlo debes aparcarlo en un lugar que sea completamente plano y observarlo a la distancia.

Fíjate bien en la línea que se forma entre las defensas del vehículo y el pavimento, la cual debe ser completamente paralela. Si el coche se inclina hacia algún lado esto indicará que ese amortiguador está en mal estado por lo cual deberías cambiar ambos amortiguadores.

Prueba del rebote

La prueba del rebote es otra prueba básica que debes hacer en tu vehículo, y que te puede resultar muy útil a la hora de comprar un coche de segunda mano. Esta prueba consiste en ejercer presión sobre la carrocería del coche hasta que la suspensión descienda.

Una ve que sueltes la presión debes observar el movimiento que hará tu vehículo, el cual debería ser uniforme si están en buen estado. Si comienza a dar rebotes, debes asegurarte de cambiar los amortiguadores de inmediato porque estos estarán en mal estado.

Aspecto externo

Este es un punto básico que debes considerar, en especial porque debes asegurarte de que los amortiguadores estén totalmente libres de óxido. Esto podría ser bastante común si circulas por zonas que tienen mucha sal en el terreno, lo que llevará a que tengas un desgaste mucho mayor en tus amortiguadores.

También debes fijarte en que no tengas ningún tipo de fugas, porque esto podría causar una pérdida en su funcionalidad. Observa el suelo donde sueles aparcar tu vehículo, y si ves manchas de aceite debes llevar el coche al taller de inmediato para una reparación o un cambio de los amortiguadores.